Campaña Política

Objetivo: Trazar un diagnóstico de las principales tendencias políticas en un area.

Perfil del candidato

En base a esta diagnosis se establece el perfil del candidato según la percepción que de su imagen personal tienen los electores.

Aplicando la inteligencia estratégica a un profundo análisis de la realidad, vienen optimizados los costos con un alcance más eficiente de los objetivos.


    Muy a menudo una decisión estratégica errada al inicio de la campaña –consecuencia de una sobrevaloración o subestimación de un problema específico- termina por hacernos perder cuotas de consenso que al final se demuestran decisivas. En el día de la verdad dictada de las urnas, aquél punto porcentual perdido al inizio devendrá en tres o cinco puntos en el final de la campaña electoral, haciendo la diferencia entre ganar o perder el partido.

    Una investigación electoral profunda no produce milagros ni hace magia, pero permite adoptar las decisiones estratégicas fundadas sobre los datos de la realidad, reduciendo el margen de error y corrigiendo la dirección de la campaña.

    Estrategia Política

    Consideraciones esenciales

    Creemos que la mayor parte de las batallas públicas en el campo político se ganan o se pierden en base a quien tiene la capacidad de imponer la agenda de discusión, más allá del profundo conocimiento de los temas a enfrentar.

    Esto requiere la comprensión y la anticipación de las posiciones que el electorado adoptará o podría adoptar delante a los diversos escenarios, comprendiendo las fuerzas y las debilidades propias así como la del adversario, además de la posible estrategia de la oposición.


    Esta filosofía origina los siguientes elementos:

    • Investigación sobre el impacto de las informaciones

      Evaluación de los cambios en los escenarios políticos después del impacto con la información pública.
    • El poder de un argumento positivo

      Los ataques negativos han dominado la escena política. Esta estrategia no ha dado buenos resultados.

      Nuestra experiencia ha demostrado que un argumento fuerte y persuasivo no es sólo un modo de capturar consensos o consolidar la imagen, sino además la mejor defensa contra un ataque político.

      Muchos estrategas de la comunicación han sido ineficaces por no tener en cuenta el mensaje esencial y haber incorporado tantos mensajes secundarios que terminan disminuyendo el potencial de comunicación de la campaña electoral.

      Un mensaje efectivo debe ser directo y lejano de cualquier confusión.

      Debe ser difundido con énfasis, pero sin llegar a la saturación.
    • Capacidad y velocidad de respuesta

      Una campaña debe determinar cuáles ataques son reales amenzas y cuáles no; después se debe mover con velocidad para neutralizar el ataque que tiene posibilidad de crecer en la opinión pública.

      La información fiel recogida con rigor metodológico y su análisis imparcial son la clave de la certeza política.

      Con la responsabilidad máxima de alcanzar los objetivos del grupo, el líder debe evaluar y sopesar todas las ideas y opiniones, teniendo información lo más segura posible de la realidad che viene percibida por la mayor parte de la sociedad.

      Una cosa es la idea que uno tiene acerca de aquello que piensan los otros, y otra cosa es investigar para saber exactamente qué cosas piensan realmente.